• Iván Arencibia

Yaiza, Carlos y Miguel

Actualizado: 16 de jun de 2020


Una tarde cualquiera, como fue la de este domingo de julio, se puede convertir en una historia cargada de momentos inolvidables que tuve la suerte de captar. Si al increíble entorno que nos ofrecen nuestras costas añadimos abrazos, coreografías, risas, chapuzones, disfraces, enrale, bromas, besos, complicidad, amagos de pasarela y un sinfín de improvisados instantes, nos queda un potaje de magia plasmado en imágenes para el recuerdo.

Sus caras lo dicen todo. Y yo doy fe, lo pasamos en grande.

#photo